domingo, 1 de junio de 2008

LA TRIPLE PROXIMIDAD DE LA INFORMACION

El criterio rector para seleccionar la información y priorizar las noticias no es otro que la proximidad de éstas a la audiencia..

 La proximidad en el tiempo : ACTUALIDAD ¿Qué capta nuestra atención? Lo que acaba de pasar y todavía no se sabe. Lo reciente, lo caliente. Mientras más inmediata sea la transmisión de lo sucedido, más excita nuestra curiosidad. Y al contrario, con el correr de los días, se corren también las emociones..

Los hechos actuales tomarán sus justas proporciones y cobrarán sentido al vincularlos con otros hechos pasados. De no ser así, viviríamos en un mundo incoherente, donde se superponen los acontecimientos sin relacionarse entre sí.. La actualidad sin historia, resultado de una irresponsable amnesia periodística, vuelve caótico el mundo.

 La proximidad en el espacio: CERCANIA Es natural que nos interese más lo que pasa a nuestro lado, en la esquina de nuestra casa, que en la tundra siberiana. No nos alcanza la sensibilidad para angustiarnos por todas las guerras, para llorar por todos los muertos, para rebelarnos contra todas las injusticias. La curiosidad tiene sus límites y selecciona lo que alcanza primero. De esta manera, lo más cercano se convierte en lo más noticiable.

Este criterio de la cercanía también hay que relativizarlo y combinarlo con el interés colectivo. Aquí el peligro consiste en el provincianismo: sin dimensión planetaria, el noticiero se puede ir llenando de chismes y asuntos pueblerinos. El mundo se vuelve minúsculo, a causa de la miopía de los periodistas. Y los oyentes llegan a pensar que su aldea queda en el centro.

 La proximidad con los INTERESES particulares del público al que nos dirigimos. Cada sector tiene sus preferencias, sus temáticas específicas. Una noticia sobre los seguros de vejez no tendrá el mismo relieve en un espacio dedicado a los jóvenes y será muy bienvenida en una revista para adultos. Los intereses se diferencian según el género, las edades, la clase social, la cultura (etnias y lenguajes diferentes) y la ubicación en el campo o la ciudad.

Es común centrar los informativos rurales en temas agropecuarios y descuidar, por ejemplo, los vaivenes del dólar que, indirectamente, afectan la economía del campo. A las mujeres, cosas de mujeres. Tanta compartimentación, fruto de una rigidez periodística, no permite construir los necesarios puentes entre los diferentes sectores sociales. La proximidad de intereses es indicador de ruta, camino abierto y no un túnel.

Este criterio de la triple proximidad orienta el quehacer periodístico. Manejándolo con amplitud, sin exclusivismos, podemos ordenar las informaciones y seleccionar las de mayor interés para nuestra audiencia.